Ir al contenido principal

Entradas

DE LO PRIVADO Y LO PÚBLICO

Muchos recordamos las ejemplares clases de literatura del profesor Juan Carlos Rodríguez en la Universidad de Granada, a la sazón inspirador de la nueva sentimentalidad en Álvaro Salvador, Luis García Montero o Javier Egea. Él llegó a revolucionar la óptica de la historia de la literatura, nada que ver con las anquilosadas ideas de  Juan Luis Alborg y  su deliciosa prosa, el cual ilustraba con magníficos colores nuestra historia literaria a través de unos pesados volúmenes, cuya lectura resultaba mucho más entretenida y ociosa que didáctica. Era como el NODO de nuestra revisión literaria. En cambio, Juan Carlos Rodríguez profundizó, a partir de postulados marxistas (cuestionables y ocurrentes), en la creación de una nueva concepción de los estudios literarios. Para empezar él concibió la obra literaria como un producto de  un determinado contexto social (materialismo- histórico). Se cargaba de un plumazo la visión decimonónica de la creatividad, la inspiración y todo el …
Entradas recientes

NOS ESTAMOS HARTANDO

NOS ESTAMOS HARTANDO

Muchos ciudadanos de todos los colores, tendencias o ideologías nos estamos cansando del machacante tema catalán. Son titulares diarios, día, tarde y noche en la prensa, la radio y la televisión. Las redes sociales se abultan y crecen mastodónticamente con esta temática, que sin duda es fundamental para el devenir de España en particular y de Europa en general. Sucede que ha sido siempre la niña predilecta del gobierno, la mimada y consentida y la que siempre ha dado quebraderos de cabeza. El resto de las regiones o autonomías ha sido tradicionalmente ninguneado para que la gran señora de España, la culta y la adinerada Cataluña no se enfadara, tal ha sido su prepotencia, su altanería y su egocentrismo que pensaban que en Europa la iban a mimar como ha ocurrido desde siempre en España. Y le han dado con la puerta en las narices. Pero al Govern (no debemos utilizar la sinécdoque tan alegremente) no se le baja los humos ni el enfado. Sus delirios de gra…

Señor Berlanga

Lástima que no nos haya quedado otro L.G. Berlanga para filmar este vodevil que se ha montado y que  continúa en desternillantes fascículos coleccionables. Sólo bastaría, si acaso, Valle-Inclán, creador del esperpento, para aderezar el guion de esta farsa decadente y cutre que desde fuera, si eres un poco observador, tan sólo puede despertar hilaridad o cierta vergüenza si te sientes realmente catalán o español; que cada cual puede sentirse como le venga en gana, como si uno desea sentirse abeja o avispa al mismo tiempo, pero sin faltar el respeto, oiga.

El actor principal es un perfecto burgués llamado Puigdemont con cuatro apellidos andaluces, aspiraciones a mártir y poco inteligente en las entrevistas. Junqueras, católico que canta homilías, que lo bendice y que recuenta los votos en medio de una misa y sin repicar. Otro Rufián de ascendencia jiennense que representa la izquierda pija cool, joven malandrín antiespañol que viste de Zara y compra en Mercadona, dedicado a…

ABDUCCIÓN

Complejo asunto

Complejo asunto José Luis Raya ***** Este artículo se escribió dos días después del sangriento atentado de BCN. Nunca pretendo señalar ni demonizar a ningún partido, lo cual me hace más libre y menos sectario. Hay personas/ciudadanos que son adeptos y ciegos votantes. Nunca realizan un acto de autocrítica y se dedican a lanzar piedras contra el partido opuesto, de esta manera jamás hallarán la verdad, sólo serán marionetas. Ejemplo: si el nimio y a la vez crucial tema de los bolardos hubiera sido una designación de un ayuntamiento de la derecha, la izquierda hubiera estado berreando (y con razón) por su implantación. Ada Colau, a la que admiro por su valentía y por ser mujer/alcaldesa en un mundo tan machista ha rectificado y ha decidido colocarlos: rectificar, aunque tarde, es de sabios. Si bien, bajo mi punto de vista, sigue siendo esclava de sus prejuicios antiespañoles y se adhiere a otro nacionalismo tan prepotente o más como el que critica o combate. Su gestión en …

ADICTOS A LA PAREJA